viernes, 30 de diciembre de 2016

2ª Ruta: Aracena-Los Marines-Linares de la Sierra-Aracena.


Si no te gusta la música pica en la imagen.



CARACTERÍSTICAS DEL PATEO
Fecha de la ruta Diciembre-2016.
Distancia 19,4 kms. 
Tiempo empleado 7,15 h. con paradas, fotos, cervezas y almuerzo (un completo).
Trazado Circular.
Comienzo Aracena (Huelva).
Final Lugar de origen.
Dificultad Fácil.
Recomendación Para hacerla con la familia, niños y bichos.
Ruta en wikiloc Descargar
Ruta en Google Earth Descargar

Pincha en las imágenes para verlas más grandes


Empezamos a patear en un polígono industrial que hay al norte de Aracena. Hoy somos un grupo más numeroso de lo habitual. En el grupo hay también animales... y dos perros. Ja, ja, ja. Así que empezamos a patear lo más temprano que hemos podido. No se nos ha ocurrido otra forma mejor de celebrar el día de la Constitución que pasar un día pateando juntos. Ni mejor música.



El día es fabuloso y los ocres del otoño preciosos con esta luz.



Cogemos el camino que nos lleva a Fuenteheridos pero a medio camino nos desviamos a Los Marines.



A nuestro paso los castaños están preciosos y si no mirad qué imágenes.





El sendero es amplio y el terreno no está fangoso como esperábamos.





Hay algunos charcos que tenemos que sortear y tenemos que esquivar, de vez en cuando, a algunos ciclistas.




De una manera u otra el sendero está señalizado. Hay alcornoques por el camino además de castaños.




Eso sí, nuestro amigo Simba es el que más ha disfrutado, creo yo. Atención a las siguientes imágenes. En algunos momentos, como éste, se me empañaba el objetivo de la cámara por la alta humedad en el ambiente. Lola, la perrita blanca que nos acompaña es más señorita y no quiere mojarse las patitas.



Como los niños chicos, no pasó por ningún charco sin meterse en ellos.









Un pequeño vídeo del bicho.

video

Seguimos hacia Los Marines.



Primer destino de nuestra ruta: Los Marines.



Como no sabemos qué tiempo vamos a tardar en realizar la ruta entera decidimos no pasear por el interior del pueblo. Sí cruzamos por esta calle principal llena de azulejos que nos muestran lo más representativo de los pueblos de la zona.


Al final de la calle nos encontramos con estos lavaderos.





La sierra de Huelva está repleta de pequeños senderos como éste. Lo hacemos porque es parte de nuestra ruta de hoy. Digamos que vamos enlazando senderos.



El humito que se ve por encima del animal..., del que tiene pelo, es vapor de agua que está levantando el sol del rocío de las plantas. Un saludo a mi compi.



Por este camino vamos a alcanzar el punto más alto de la ruta.





En poco tiempo afrontamos la bajada más pronunciada con esta vista a nuestra derecha.



Que quede claro que no estoy meando sino haciendo la foto anterior. Ja, ja, ja.




Imposible salir al campo y no encontrarnos esto.



Alcornoques.





Si alguien sabe qué es una corta estaría bien que nos lo aclarara en los comentarios. No tenemos ni idea.




Antes de llegar a nuestro siguiente destino nos encontramos con estas enormes pítas.






¡Uuuuuuuhhhhhh!



En ésta da mas miedo.



Una bicha.




Linares de la Sierra.



Curiosa fuente lavadero.







Te pillé con el móvil, chaval.




Ahí vamos buscando una "tabenna" para tomarnos unas cervecitas. Alguien ha dicho que cerca de la iglesia debe de haber una, ambas estarán en el centro del pueblo. Iglesia y "sacristía" siempre van juntas. Ha visto un campanario y se está orientando perfectamente. Lástima que no se oriente igual en el campo el "joíoporculo".  Bonitas alfombras empedradas por las calles y en las puertas de las casas.



Aquí la explicación del por qué de los mosaicos empedrados de las calles.



La iglesia.



Y la sacristía, dentro de una plaza de toros.






Poesía dedicada al alcornoque torero que preside esta plaza de toros tan peculiar. Más bien el alcornoque asesino. Nos hemos sentado debajo para las birras y el ioput... nos ha estado tirando bellotas pesadas todo el tiempo. Menos mal que no nos ha dado a ninguno pero por el ruido que hacían al caer las bellotas encima de la mesa tenía pinta de dolor si te alcanzaba alguna. Ja, ja, ja.



Después de recuperar minerales con las cervezas nos volvemos por donde hemos venido, pasando de nuevo por la plaza del lavadero.



Y cogiendo este callejón. Además de este "robado" tan natural e inesperado de una de las féminas del grupo. Un saludito.



Hay algunos azulejos poéticos en las fachadas de las casas.




Ea, nuestro propio Bosque de Oma, a la salida de Linares de la Sierra.




Aparte de haber mucha humedad en este merendero, desistimos de comer aquí por no poder arrimar los banquitos a la mesa. Ja, ja, ja.



Nos hemos desviado, hacia la derecha, de la ruta que llevábamos unos cincuenta metros aproximadamente. Retomamos el camino principal esperando encontrar un sitio mejor para almorzar.




Éste se va a escapar hoy.



Simba y yo nos hemos adelantado un trozo y, claro, ahora nos toca esperar a los demás.



Nuestro comedor de hoy. Todos con hambre.




Ese bocatita no cabe en ese cuerpecito. Y la hamaca que se ha buscado es mala.



Otra que está creciendo. Ja, ja, ja.



Ea, ya se han "jincao" el pedazo de bocata. Y creíamos que no iba a caber.



"Opá, yo no pueo má". En trance después de comer.



Después de este pequeño "tenteenpié" reanudamos la marcha y pasamos por una cancela con este cerrojo tan curioso.




Lo que nos queda hacia Aracena es en ascensión, aunque no muy fuerte.




Ya en Aracena, antes de tomarnos un cafelito para rematar esta jornada. Todavía nos queda cruzar el pueblo para llegar a los coches, cosa que para algunos se hizo eterno. Buen día pasamos.



Vista aérea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos en este blog. Pon un nombre o Nick y no seas anónimo. Gracias por comentar.