sábado, 26 de junio de 2021

60ª Ruta: Camping Grazalema-Llano del Endrinal-Base del Simancón-Océano de piedras-Arco del Endrinal-Puerto de las Presillas-Puerto del Boyar-Camino de los Charcones-Camping Grazalema.



CARACTERÍSTICAS DEL PATEO
Fecha de la ruta Mayo-2021.
Distancia 10 kms.
Tiempo empleado 6 h. (con paradas y fotos).
Trazado Circular.
Comienzo Camping Grazalema.
Final Lugar de origen.
Dificultad Media (Difícil a partir del Océano de Piedras).
Recomendación Si se hace en verano empezar muy temprano (por el calor).
Ruta en wikiloc Descargar


Pincha en las imágenes para verlas más grandes

Esta vez empezamos a patear desde el aparcamiento del camping de Grazalema por la Cuesta Mahón. Por el calor hemos decidido subir muy temprano.




Una antigua era restaurada. Hemos de decir que a los carteles informativos les faltan un poco mucho de mantenimiento.



Poniendo hitos para no perderse.



Vistas desde la Cañada conforme vamos subiendo.




¿Esto es un amonite?



De izquierda a derecha las cumbres son El Reloj, Simancón, Yedrales, Navazuelo Frío y Tajo Daleao. Bonita vista encontramos al final de la Cañada Mahón.



Cerca del cruce a Villaluenga nos encontramos estas vaquitas.



Pozo-pilón del Llano del Endrinal.



Ni idea del nombre de esta flor. Si alguien la conoce que ponga el nombre en los comentarios, por favor. Al parecer es un Jacinto Azul Estrellado (más información).



¡Lo que tengo que hacer por el nota de las fotos!



Lo que no sabe nadie es que mi compi está completamente tumbado en el suelo para poder hacer esta foto. Ja, ja, ja.



Menos mal que ha salido guapo. Ja, ja, ja.



La misma roca, la misma persona pero más sonriente porque está de pie desde el otro lado.





No podían traer una ropita de otro color para salir en las fotos.



En el centro vemos Las Grajas y Algarín o vulgarmente llamados Las Tetas de la Ramona.



Que alguien les diga a esta gente que esto no es lo que se conoce como una barrita energética. Es el tiempo del desayuno y para mí que éstos no vienen a patear.



Alguno ha aprendido que si no sale la mano que sujeta el palo selfie sale todo enfocado y no sólo la mano como en anteriores rutas, ja, ja, ja. Cuando quite la cuenta atrás de la cámara del móvil esto va a ser la hostia.



Vamos cogiendo altura, perdiendo sombra y ganando en vistas a nuestra espalda.




Desde aquí vemos varias cositas que en anteriores ocasiones no supimos identificar.



A partir de aquí la sombra casi ni existe y hoy parece que va a apretar el sol. Nuestra vista hacia arriba pero no se sube por ahí sino por el lateral derecho de este sitio.



Un poco más arriba, mejor vista y más calor. Alguno empieza a pedir el final de la ruta, ja, ja, ja. No es lo mismo patear con frío que con calor.





En la base del Simancón y mirando hacia nuestra espalda.




No es mala vista la que hay desde aquí.



En este momento de la ruta decidimos abandonar la idea de encumbrar el Descubrimiento para cruzar por, lo que nosotros llamamos, el Océano de Piedras hacia el Arco del Endrinar, acortando la ruta en distancia y tiempo. Es el primer día de calor por aquí y se acusa bastante, máxime después de mucho tiempo sin patear por la montaña. Giramos unos 90º a la izquierda en busca del Arco dejando el Simancón a nuestra espalda. Siempre que cruzamos por aquí necesitamos usar el GPS porque no es fácil el paso, y cada vez se complica más, por el poco tránsito de personas haciendo que la vegetación se expanda fácilmente ocultando el sendero. Cuidado por este lugar porque puede jugarnos una mala pasada.



A nuestra izquierda hemos dejado el Pico del Descubrimiento y el collado que nos da paso hacia el Circo del Dornajo y la Cuesta Fardela.



El principio del Océano parece que el mismo va a ser fácil de sortear pero conforme nos adentramos...



... nos vamos dando cuenta que sólo con la vista es bastante complicado aunque...



... gracias a otros que pasaron antes, e hitaron el sendero, se hace más fácil. Nosotros vamos controlando con el GPS y con los hitos al mismo tiempo. Pasar por aquí con este calor y sin agua sería una gran temeridad si no se está seguro de saber salir o tener herramientas apropiadas para ello.




Hay momentos que los hitos son nuestro único guía. Sólo con el GPS se hace complicado.




La vegetación ha enterrado el sendero completamente y tenemos que bordearla.



Somos lirios somos rosas somos lindas mariposas.



De pastor a hitero sólo hay un paso.



Aunque el hito es para verlo desde donde nos encontramos, ja, ja, ja.



Al final del Océano de Piedras con el Simancón al fondo.



El Arco del Endrinal.



Aquí se ve mejor.



Las fotos de rigor, justo al lado del Arco.





Casi morimos los tres desnucados para que saliera el arco a nuestras espaldas, ja, ja, ja. Lo que tiene un selfie, ja, ja, ja.




Ahí está el hueco del arco aunque no se vea, ja, ja, ja.



Salimos de este lugar bajando hacia el camino que une el Puerto de las Presillas con la Casa del Dornajo.



Hay que pasar primero por esta alambrada.




Y luego por esta otra. Alguno echa de menos el bastón olvidado en casa.





En este lado de la sierra tenemos esta magnífica vista que captamos con la cámara a trozos para...






...luego mostrar lo que realmente ven nuestros ojos.



Llaneamos un poco para afrontar la bajada más pronunciada hacia la cancela del camino a la Casa del Dornajo para bajar hacia el Puerto del Boyar. En la foto se ven dos cosas verticales que son mis compis de pateo de hoy. A ver si los encontráis.



La cancela que hablábamos antes.




Vista a la cancela desde un poco más abajo.




Una mirada atrás para ver desde dónde venimos.



Hemos bajado por la parte derecha del Tajo Daleado. Estamos haciendo esta foto mirando atrás desde el Puerto de las Presillas.





En la cancela del Puerto del Boyar.



Cogemos este camino para afrontar el final de la ruta y llegar al camping de Grazalema.




Los carteles informativos están en un estado de mantenimiento inmejorable, como podemos ver en la foto.




Grazalema desde un mirador que hay en el camino.



Aparcamiento junto al Camping y fin de la ruta.