viernes, 1 de febrero de 2019

6ª Ruta: Cuatro rutas en Doñana_Charco de la Boca_Charco del Acebrón_Laguna del Acebuche_Dunas Móviles.


Cerrar
NOTA INFORMATIVA
Como son rutas cortitas hemos decidido juntar las cuatro en una entrada. Las realizamos en un día.


¿Arena de playa? ¡Reggae music! Si no te gusta la música pica en la imagen.

CARACTERÍSTICAS DEL PATEO
Fecha de la ruta Enero-2019.
Distancia 4,7 kms. Charco de la Boca.
2,1 kms. Charco del Acebrón.
6,5 kms. Laguna del Acebuche.
1,8 kms. Sendero Dunar.
15,1 kms. en total.
Tiempo empleado 1.30 h. la primera.
0.40 h. la segunda sin contar visita al palacio.
1.50 h. la tercera.
0.30h h. la cuarta.
Tranquilamente, haciendo fotos y paradas.
Trazado Las cuatro circulares.
Comienzo Centro de Visitantes La Rocina.
Centro de Visitantes Palacio del Acebrón.
Centro de Visitantes Los Acebuches.
Final de la playa en Matalascañas.
Final Lugar de origen en cada una de las rutas.
Dificultad Fácil.
Recomendación Todas se pueden hacer con niños. Evitar meses de calor.
Se pueden hacer por separado o todas en un día.
Ruta en wikiloc Descargar Charco de la Boca
Ruta en wikiloc Descargar Charco del Acebrón
Ruta en wikiloc Descargar Laguna del Acebuche
Ruta en wikiloc Descargar Sendero Dunar


Pincha en las imágenes para verlas más grandes

Aunque nos gusta mucho más la montaña hemos decidido que también es bueno patear por zonas menos abruptas y que, por supuesto, merecen la pena. En esta entrada colocamos cuatro rutas que se pueden hacer en Doñana en un mismo día. Tres de ellas son en el Parque Natural y la última en el Parque Nacional. Son rutas circulares todas y hay que desplazarse en coche, trayectos cortos, entre ellas.

1ª Ruta: Charco de la Boca.

Empezamos en el centro de visitantes La Rocina.




Llegamos tan temprano que la casa no era visitable en estos instantes.




Nos vamos a ir encontrando en toda la ruta varios observatorios de aves.



Vista del charco desde el observatorio.




Todo el camino está empalado por el barrizal que se monta en el terreno con las aguas de lluvia. La capa freática está muy alta en esta zona de Huelva, según nos han explicado.








El sendero va de observatorio en observatorio, cada uno con su nombre.



Exterior de un obsevatorio realizado con madera y sabina (el cantante, no, el árbol).



Interior del observatorio. Mi compi admirando el charco desde el mismo.



Seguimos a otro. 






La mañana está fresquita y éste se ha quedado congelado en el banquito. Ja, ja, ja.



Otro más.



Esta foto está desenfocada por error mío pero la dejo para que podáis apreciar las vistas que vais a tener en esta ruta.






¡Ea, pues toma Algaida!





Y ahora podemos visitar la casa. Merece la pena detenerse en las siguientes fotos para ver todos los detalles de esta vivienda y hacerse una idea de cómo vivían las gentes en tiempos ha. Terminamos la ruta en este mismo punto.












2ª Ruta: Charco del Acebrón.

Desde el Centro de Visitantes de La Rocina nos desplazamos, en coche, hasta el Centro de Visitantes del Palacio del Acebrón para comenzar la siguiente.




Impresiona el Palacio del Acebrón (más información).



Nos gustan las mascotas y las abandonamos donde no debemos. De ahí este cartel.









El sendero nos hace rodear el charco.







El sendero nos lleva de nuevo al aparcamiento y como en la ida no visitamos el palacio nos dirigimos de nuevo al mismo para hacerlo. En la cubierta del palacio mi amigo ha encontrado otro amigo. El palacio hace de Centro de Visitantes.



Vista desde la cubierta del palacio.



3ª Ruta: Laguna del Acebuche.

Coche y al Centro de Visitantes El Acebuche.




Simulación de un horno de carbón (más información).






Aunque no hemos visto muchas aves, en el centro de esta foto se nos ha posado una.



Para los cortitos de vista como yo.



A esta hora el reflejo del cielo en el agua es precioso.





Panorámica en partes.





Entera mola más.




Este año tiene poca agua para estar en la época del año que estamos.




El nombre del sendero da lugar a bromas.




No podemos acceder al observatorio de mamíferos, cerrado actualmente. Según preguntamos en el Centro de Visitantes están colocando en ese lugar a los linces más longevos y que ya no pueden reproducir. Se puede concertar una visita en el Centro de Visitantes El Acebuche.



El sendero pasa por un cortafuegos. Vista a izquierda.



Vista a derecha.



De vuelta a origen nos encontramos con esta reliquia.




Acebuches centenarios.



4ª Ruta. Sendero Dunar.

Coche y a la próxima. Las anteriores rutas están en la carretera que une la aldea del Rocío y Matalascañas. Siguiendo dicha carretera hasta el final de Matalascañas y muy pegado a la playa nos encontramos con la entrada a esta ruta. Estamos ahora en el Parque Nacional de Doñana. No es necesario ningún permiso, a día de hoy, para poder acceder a la ruta.



Límite en la playa que separa la zona protegida de la que no lo está.



Las dunas se comen la pasarela que nos marca el sendero permitido.



No son pinos enanos son pinos enterrados por la duna.




Cuando la arena rodea a los pinos le llaman corrales.




Alguien bajó por esta duna.








Nos preguntamos cómo pudo florecer esta planta en terreno tan árido.



Después de las fotos se nos ocurrió pensar que era imposible, tiramos de ella con cuidado y descubrimos que alguien la había pinchado en la arena. Ja, ja, ja. Carajotes pero no tanto...




Casa de pescadores de la época y que todavía, con permiso, pueden estar en activo siempre y cuando se viva en ella, al menos, 9 meses al año. Nos lo contó un forestal.
Con esta foto damos por concluido este maravilloso día de invierno.